Quienes Somos : Nuestra Historia

LAS HIJAS DE LA SABIDURIA - TRES SIGLOS DE HISTORIA

La primera formulación del Carisma de Fundación de las Hijas de la Sabiduría revela una intención mística y una intención misionera.

Mística porque el amor de la Sabiduría Eterna y encarnada prima y es esencial para la Hija de la Sabiduría. Misionera porque Montfort coloca a María Luisa y sus compañeras, no en un claustro, sino dentro de una masa humana.

En realidad la vida de una Hija de la Sabiduría tiene sólo un fin: La Encarnación de la Sabiduría y la participación en su obra de liberación creadora hoy, donde ha sido enviada.

El Carisma del Espíritu dado a San Luis María de Montfort con el que María Luisa desde los orígenes, no ha cesado de dar vida durante esos tres siglos.

Y después de la Fundación en 1703, más de 17.000 Hijas de la Sabiduría han dado una respuesta a los diferentes desafíos de la sociedad y de la Iglesia a través del mundo.

“ El brazo de Dios no se ha acortado y como los Institutos del Señor de Montfort son obras de Dios, El está interesado en conservarlas y no nos abandonará jamás, mientras le seamos fieles”. (María Luisa de Jesús.( Carta de María Luisa , 22).

-
1703-1759- La Sabiduría – María Luisa de Jesús, fundadora

María Luisa inició a las primeras Hijas de la Sabiduría en una forma de vida religiosa apostólica inédita en esta época trató de responder con  audacia inhabitual en una mujer de su tiempo, a las inmensas necesidades de la sociedad francesa. Del siglo XVIII.

Ella viajó en situaciones de incomodidad y de grandes dificultades, fundó pequeñas casas de caridad sin ninguna seguridad, fuera de la de la Providencia. Ella arriesgó, entre otras,  la difícil gestión del Hospital Marítimo  de la Isla de Oléron y envió  a sus Hijas a cuidar a los incurables de su tiempo, rechazados por todos.

A su muerte, Maria Luisa Trichet dejó una Congregación bien conocida y apreciada por las poblaciones del Oeste de Francia. 175 hermanas profesas y 35 comunidades fundadas.

1759-1789. Siguiendo a la Fundadora

Durante esos treinta años, la Congregación se unifica y se consolida sobre sus cimientos, continúa dando una respuesta a las necesidades del momento: hospitales, pequeñas casas de caridad muy pobres, destinadas al cuidado de los enfermos y a la educación de la niñez. Las Superioras Generales supieron asegurar la continuidad, gracias a la fidelidad a las Constituciones manuscritas redactadas por la Fundadora. Se mantuvo una gran cohesión  gracias a los retiros vividos regularmente en la Casa Madre, en San Lorenzo del Sèvre (Vendée) y a la gran unión vivida entre las Hermanas.
Durante esos años la Congregación  tuvo gran desarrollo. En 1789 ya había 335 cerca de hermanas.

1789-1800. Los tiempos de la Revolución

Ese tiempo de prueba dio a las Hijas de la Sabiduría ocasiones excepcionales para testimoniar su fe  yendo hasta el martirio y el heroísmo de la caridad , bases sólidas dejadas por las pioneras.

Las Hermanas fueron denunciadas ante los representantes del Gobierno de la Revolución que las obligaba a jurar adherirse a la Constitución civil. Ellas se opusieron a ese juramento manifestando que querían ser católicas y religiosas. Muchas fueron detenidas y encarceladas. 33 Murieron mártires por la fe, guillotinadas o masacradas y acabadas por los malos tratos recibidos. Otras testimoniaron su caridad cuidando a los heridos de las guerras del Oeste de Francia, sin tener en cuenta a qué partido pertenecían. Otras fueron intervenidas arriesgando su vida, para impedir las masacres en esas guerras civiles.

1800-1876. El  resurgimiento

Es el tiempo de la reconstrucción y de un nuevo impulso apostólico.

Pasada la Revolución se restablecieron las casas y creció el número de las vocaciones. La Hija de la Sabiduría respondió a las nuevas necesidades de la sociedad abriendo  internados para las niñas, institutos para sordos y ciegos… Hace notar Sr Margarita (Marie Germain),  pionera del método para la reeducación de sordomudos y ciegos.

1876-1914 – El tormentoso viraje entre dos siglos

Francia se encuentra  entre las discordias en torno a  los decretos de un gobierno que quiere la secularización de todas las instituciones y la supresión de la confesionalidad católica de la República.

Las hermanas resisten a las trampas  de la secularización y se encuentran envueltas en toda clase de amenazas e insultos. Muchas por permanecer fieles  a su vocación encuentran  la solución saliendo de Francia para fundar en otros países. La Congregación se implanta, con numerosas dificultades en Inglaterra, Bélgica, Holanda, Italia, Suiza…Otras fueron a reunirse con las de Haití y con las del Canadá.  Algunas fundaron comunidades en Colombia y en Shiré (hoy Malwi). Todos estas salidas fueron fuente de vida pero también de desgarramiento. Poco a poco las Hermanas emigrantes hicieron frente a nuevos desafíos: lengua, clima, alimentación, viajes…Su fe las guiaba y la Sabiduría se iba implantando poco a poco en buen número de países.

1914-1945. Entre las dos guerras mundiales

Las leyes civiles de Francia no permitían que las hermanas enseñaran en las escuelas. La Congregación, llena de iniciativas y de creatividad, fueron hacia las niñas y las jóvenes  mediante Obras Sociales, Colonias de Vacaciones…casas para las jóvenes, jardines para las niñas, escuelas de formación para las mujeres.

La Congregación desarrolló en esta época una nueva faceta de su vocación en el campo de la salud, por la creación de escuelas de enfermería donde se formaron numerosas jóvenes y religiosas de diversas congregaciones, no sólo en Francia sino en Europa y América del Norte.

Las dos guerras mundiales provocaron otros movimientos, con sufrimientos inherentes: destrucción, muerte; pero  al mismo tiempo fueron ocasión de que la Congregación diera lo mejor de sí misma atendiendo a los heridos y a las víctimas de la violencia. Las instituciones escolares y sociales que las hermanas habían abierto fueron transformadas, con sacrificio, en hospitales de campaña y más tarde en centros de acogida para los evacuados y los deportados…Un gran número de Hermanas dieron su vida, víctimas de los bombardeos, sobre todo en los hospitales de Nantes, Angers y Valenciennes.

1946-1964 .  Hacia nuevos horizontes

Al final del Cataclismo mundial, la Congregación continuó su crecimiento en número. Sin embargo. Sin embargo, regiones enteras de Europa fueron devastadas: las casas quedaron en ruinas y habrá que restaurarlas; las hermanas están enfermas, es preciso cuidarlas; múltiples misiones necesitan ser sostenidas y llegan nuevas peticiones de fundación…

En esta época, los Papas Pío XII y Juan XXIII favorecen la vocación misionera y piden a las Congregaciones que vayan a países lejanos. La Congregación continúa fundando , desarrollando a la vez proyectos misioneros y abriendo novicias para la formación de las jóvenes en su propio país.

En estos años se pone el acento en la formación de las hermanas tanto a nivel profesional como religioso.

1965-2000. El impulso renovador del Vaticano II

Después de la petición hecha por el Concilio en cuanto a la Vida Religiosa, la Congregación se pone en camino para renovarse volviendo a sus orígenes. En esta perspectiva, el conjunto de las Comunidades reflexionan sobre el espíritu de los Fundadores y profundizan en las fuentes del Carisma.

En 1976 la Congregación se compromete a trabajar  “al  servicio de la justicia y de la liberación integral del ser humano en el nombre de Jesucristo”. En el Capítulo General de 1982 la Sabiduría vuelve a tomar una opción prioritaria: por los que el mundo abandona”. La nueva Regla de Vida promulgada en 1985 declara:

“La vida y las enseñanzas de Jesucristo, la predilección de Montfort y de María Luisa por los pobres, nos invitan a traducir, mediante nuestro compromiso, sus gestos de misericordia y de liberación a favor de los que el mundo abandona, de aquellos a los que la Iglesia llega difícilmente, a fin de que lleguen a ser artífices de su propio destino. Así, prolongaremos con toda nuestra vida  la Encarnación redentora y participamos de manera específica en la Misión de la Iglesia” (R.V.de las HdlS, nº 7) 

Esta fidelidad al Carisma de Fundación implica tener en cuenta las realidades del mundo y de la Iglesia, pero también recordar de qué Espíritu nació la Congregación. Es así que en el Capítulo  General de 1988, ante la petición urgente de la provincia Religiosa  de Holanda, entre otras, se creó una comisión para estudiar “El Amor de la Sabiduría eterna” de San Luis María de Montfort. De este estudio surgió una riqueza increíble que puso a la Congregación en proceso de transformación en el Amor de la Sabiduría eterna y encarnada. Dinamizada profundamente  esa transformación por la Beatificación de María Luisa de Jesús, su cofundadora, en 1993, las Hijas de la Sabiduría prosiguen la reapropiación de su espíritu.

En 2004 la Congregación recibe  en sus filas las primeras discípulas  provenientes de la Región de Papuasia (Nueva Guinea) y, en el 2003 abre en Indonesia una nueva inserción misionera.

La Sabiduría ha construído su casa en Africa, en América del Norte, en las Antillas Mayores, en América del Sur, en Asia-Oceanía, en Europa.

“La Sabiduría grita por las calles, en las plazas levanta su voz y convoca en las esquinas” (Prov.1,20-21)

María Luisa Trichet, humilde tierra sedienta, de abandono absoluto, mística al servicio de los pobres lanza una ardiente llamada a sus Hijas de todos los pueblos, razas y naciones.

Arrancarse al éxtasis de las grandezas, descender de nuevo a la planicie y querer permanecer en una tienda inestable sacudida por la fuerza del viento…
Ir más lejos…frágil y audaz en el universo para anunciar la permanente búsqueda de amor de la Sabiduría Eterna” (María Luisa Trichet. Un camino de Sabiduría. –Benedetta Papasogli).

 

Fecha de llegada de las Hermanas a los diferentes países
  
 1846    Bélgica 1953    Escocia
 1875    Haiti 1955    Irlanda
 1881    Holanda 1961    Papuasia Nueva Guinea
 1884    Canadá 1962    Argentina
 1887    Italia 1963    Perú
 1891    Inglaterra 1963    Alemania*
 1901    Suiza * 1971    Bahamas
 1903    Dinamarca * 1973    Irán*
 1904    Estados Unidos 1975    Uganda*
 1904    Malawi 1976    Yugoslavia*
 1905    Colombia 1977    Brasil
 1934    Madagascar 1978    Ecuador
 1935    República del Congo 1979    India
 1953    España* 1989    Filipinas
   2003    Indonesia
  
 * Actualmente las Hermanas no están Presentes en esos países
Article available in Français English Espanol Italiano
Otros artículos en la sección Quienes Somos : Nuestra Historia
TESTIMONIO DE LA HNA MARIE-PAULE BOISSEAU, HDLS
LA VERDADERA VIDA, ES AMOR
DAR SU VIDA POR AMOR
La verdadera vida, es amor
fotos
EN EL CORRER DE LOS DIAS
Supérieures Générales
CAPITULOS GENERALES 1715 - 2012
LAS HIJAS DE LA SABIDURIA - TRES SIGLOS DE HISTORIA
Navigateurs: Internet Explorer version 10 et +, Firefox et Chrome | Copyright: Filles de la Sagesse 2005-2014