Sección: Actualidades : Haiti

ESTAR MEJOR EN HAITÍ, QUÉ ALTERNATIVA?

Hna. Immaculée  Beldorin, Hija de la Sabiduría, Haití.

Alma-Ata, en URSS fue la ciudad huésped en 1978 de la Conferencia internacional sobre los cuidados de salud primaria donde la declaración de Alma-Ata ha sido adoptada, marcando un cambio de paradigma en la Sanidad Pública mundial

Si en 1978, en Moscú, Alma Alta, se hablaba de salud para todos, hoy día en Haití, podemos hablar de salud para muy pocos. 

Cómo se define el estar mejor?
Cuál es su nivel en Haití?

 Podemos encontrar una alternativa a su cultura?

En términos de estar mejor, entendemos el estado de salud óptimo de las personas. Veamos primero en qué consiste la misión de servicios de salud y su realidad en Haití.

Indicadores de salud desfavorables

Los servicios de salud tienen por misión mejorar el estado de salud de las poblaciones, de protejerlas contra el costo financiero de las enfermedades y de tratarlas con dignidad[1]. Pero en Haití, nuestro sistema de cuidados está en crisis y dominado por el sector privado. La capacidad de regulación y de supervisión del sistema por parte del Estado es muy débil por no decir ausente. El ofrecimiento de cuidados es fragmentado[2] y la mayoría de la población no tiene acceso. Los indicadores de salud son muy desfavorables: tasas elevadas de desnutrición, de morbi-mortalidad materno infantil, de enfermedades transmisibles, etc.

Qué decir de las condiciones de vida?

Las condiciones de vida influyen negativamente en la salud en un 53%[3] y se deterioran año tras año: contaminación ambiental, insalubridad, promiscuidad, delincuencia juvenil, prostitución, crimen, violencia, falta de agua en algunos lugares, escasas entradas en las familias, inseguridad alimenticia. En el aspecto del medio ambiente  asistimos a una aguda degradación. A nivel de demografía los problemas son preocupantes. En menos de veinte años la población pasó de 6 a más de 10 millones pero la producción no ha tenido este mismo ritmo de crecimiento. No hay ninguna política de población elaborada. 80% de las personas viven por debajo del límite de pobreza. Las entradas diarias son de 1 $ US por persona.

Considerando este cuadro alarmante podemos decir que todas las condiciones favorables a una cultura del mal están reunidas en Haití. En revancha, podemos encontrar una alternativa para la cultura de un estar mejor?

Sin embargo existen puertas de salida. En la hora actual, hablamos mucho de Economía Solidaria. Es una fuerza real de transformación social, de protección de la ecología, de desarrollo sostenible, de promoción del bienestar. Se inscribe en un modo de desarrollo integral.

La Economía solidaria, una alternativa a la cultura del mejor estar en Haití.

Como ejemplo, citamos la granja agrícola de Savane Désolée en Gonaïves, (Haití) fundada en compañía con un organismo internacional « Manos Unidas ». Era un especio árido, abandonado, que producía solamente zarzas. Hoy, este sitio es un lugar de vida, de cultivos de toda suerte: verduras, víveres alimenticios, comida, lagos de peces, ganado, etc. .…Además, se hicieron pozos a partir de los cuales se irriga la granja, y se da agua potable a la población, que desde ya la proteje contra alrededor de 120 enfermedades relacionadas con el agua no potable.

Proyecto piloto

Este proyecto piloto de la práctica de la economía solidaria, es fuente de entradas para varias familias que trabajan en él. Esta iniciativa contribuye al aprecio y desarrollo de la agricultura, a la creación de empleos, a un aumento de productos locales, a responsabilizarse de los niños desnutridos y a mejorar la salud. En este orden de ideas, hemos podido realizar sesiones de formación para la producción de complemento a partir de los productos locales de agricultura, contra la desnutrición a toda edad, en particular entre las mujeres embarazadas y la infancia. Esto tendrá una incidencia sobre las enfermedades relacionadas con la desnutrición y favorecerá también el mantener un estado normal de salud. Los pobres están allá y los beneficiarios se regocijan y dan testimonio. 

Construir puentes

Estas iniciativas, estas realizaciones acaso no abren nuevos caminos?, no construyen puentes para que llegue una cultura de estar mejor en Haití? Y nosotros, cuál será nuestro aporte?

Jesús, Sabiduría Eterna y Encarnada, Tú la Madre Obrera de toda cosa, inspíranos, oriéntanos y danos la fuerza y la capacidad de inventar, de actuar y de innovar.

 

[1] Curso de Salud comunitaria

[2] Documento oficial MSPP,  Julio 2012

[3] Curso de Salud Pública

Article available in Français English Espanol Italiano
Otros artículos en la sección Actualidades : Haiti
ESTAR MEJOR EN HAITÍ, QUÉ ALTERNATIVA?
INSTITUTO MONTFORT - 60 AÑOS DE FUNDACIÓN
Las Hijas de la Sabiduría - Canapé Vert
Hijas de la Sabiduría – Instituto Montfort
PUESTA EN MARCHA DEL NUEVO CONSEJO PROVINCIAL DE HAITI
EL AMOR UNA COLCHA A LA VEZ
UN AIRE DE ESPERANZA!
EN EL INSTITUTO DEL SAGRADO CORAZÓN EN TURGEAU NO VOLVIO A TEMBLAR!
AL SERVICIO DE LOS NIÑOS DESAMPARADOS INSTITUTO MONTFORT, HAITI
HAÏTI : El fruto de la generosidad
Navigateurs: Internet Explorer version 10 et +, Firefox et Chrome | Copyright: Filles de la Sagesse 2005-2014